• Home  /
  • Cultura   /
  • Tenemos Derecho A Cumplir Nuestros Deberes
Tenemos Derecho A Cumplir Nuestros Deberes Derechos y Deberes Full view

Tenemos Derecho A Cumplir Nuestros Deberes

Normalmente concentramos esfuerzos en la exigencia de nuestros derechos utilizando todos los mecanismos disponibles, inclusive a través de la figura de la tutela creada a partir de la constitución política en el año 1991, para hacerlos cumplir como una medida efectiva ante la inoperancia de algunas entidades.

Ahora bien, las buenas relaciones sociales serán sostenibles en la medida que logremos un equilibrio entre la exigencia de los derechos y el cumplimiento de los deberes de cada ciudadano porque son complementarios e igualmente relevantes. Si alguien tiene derecho a un servicio, otra persona tendrá el deber de ofrecer el mismo.

Actualmente se observan algunos esfuerzos de diferentes entidades privadas y públicas en la divulgación de los derechos que tienen sus afiliados o cierto grupo de individuos. Se enseña a nuestros hijos en instituciones educativas la importancia de exigir sus derechos y hacerlos respetar, pero en muchas ocasiones no existe la suficiente difusión sobre la necesidad de cumplir los deberes que nos asiste como miembros de una comunidad que promueva la cultura del respeto, evite confrontaciones innecesarias y permita resolver conflictos de forma pacífica, especialmente en la coyuntura actual en la que debemos prepararnos para estructurar la sociedad del post conflicto.

No pretendo realizar un tratado jurídico ni legal, solo deseo plantear reflexiones desde el punto de vista pragmático que aporten al mejoramiento de la convivencia.

Deberes con la Ciudad y País

Derechos y Deberes

Derecho proviene del latín directum que significa lo recto o lo rígido. Según una de sus acepciones, se entiende como el conjunto de las leyes y disposiciones que determinan las relaciones sociales desde el punto de vista de las personas y de la propiedad (Larousse).

Deber es estar obligado a algo por alguna ley divina o moral: un buen hijo debe respeto a sus padres. Otra acepción es aquello a que está uno obligado: cumplir con sus deberes de ciudadano según nos indica el diccionario Larousse. Su origen latín debere se entiende como tener algo de otro, tener algo prestado o procedente de otra persona. Surge entonces la pregunta: ¿De quién o de quiénes tengo algo prestado, qué le debo a otros?

Deberes con la Ciudad-País

Tenemos el deber de cuidar, valorar y hablar bien de la tierra en la que nacimos. Probablemente Dios haya permitido darnos la vida en la fecha y sitio escogidos con un propósito específico diseñado para cada uno de nosotros. Algunos también debemos agradecer aportando positivamente en aquella ciudad que nos ha acogido aunque seamos forasteros, pues allí recibimos educación, formación, oportunidades laborales y hasta conformamos nuestra familia.

Recordando el primer artículo de nuestra constitución política, la nación está fundada en el respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la prevalencia del interés general. Debemos esforzarnos para que la teoría se convierta en práctica en elevando nuestro desempeño en todos los roles que cumplimos: hijo(a), hermano(a), padre o madre con el deber que el interés general prime sobre el interés particular.

Cumplamos la normatividad ciudadana y de tránsito dando el mejor ejemplo a nuestros hijos. Pasarse un semáforo en rojo puede ser lo último que hagamos en la vida. Viajar en moto sin los elementos de protección puede generar un trauma severo, una penosa enfermedad; claro está, en caso que hayas sobrevivido a un accidente.

Evitemos invadir el espacio físico de nuestros vecinos incluyendo el cumplimiento de los reglamentos de propiedad horizontal o concertando acuerdos que permitan la tolerancia. Comportémonos con nuestros amigos como deseamos que ellos se comporten con nosotros.

Respetemos la fila y los turnos asignados en los trámites realizados dándole el mismo valor al tiempo de los demás que al propio, dando prioridad a infantes, mujeres y adultos de la tercera edad. Tratemos a los demás como Yo quisiera ser tratado por ellos.

Deberes con las autoridades

Todo debemos hacerlo decentemente y en orden acatando las disposiciones legalmente establecidas aunque no estemos de acuerdo con ellas. Como sociedad unida podemos gestar un cambio utilizando los mecanismos de participación ciudadana para mejorar aquello que afecte el bienestar general. Mientras ello sucede, debemos mantener la organización y el orden evitando ejercer medidas de hecho para no perder la autoridad moral de actuar libremente.

En algunas ocasiones desautorizamos a los profesores de nuestros hijos delante de ellos; ésta actitud es demoledora para el cimiento de los principios y valores que regirán sus actuaciones hacia las autoridades delegadas en cada ámbito social y con el paso del tiempo puede promover rebeldía inclusive hacia sus propios padres quienes no tardarán mucho tiempo en preguntarse ¿Por qué nuestros hijos ya no nos obedecen, porqué me faltan el respeto, porqué me levantan la voz?

En general, los límites se han establecido para protegernos, evitando invadir el espacio de otros y moldean nuestro carácter para aceptar que no siempre lo que quiero, es lo que necesito y lo que necesito es preciso hacerlo en el momento adecuado.

Written by ViveCaribe

Estamos agradecidos y sorprendidos por la gran acogida de nuestra revista. Seguimos viviendo, creciendo, dándonos a conocer. Agradecemos a quienes nos han apoyado en este camino.

Leave a comment