Manteniendo la mente sana Manteniendo la mente sana Full view

Manteniendo la mente sana

Por Sara Corazón

Hoy en día todos tenemos menos tiempo para cuidarnos. Debido al ritmo de vida que llevamos, a la mayoría no nos queda tiempo ni para hacer ejercicio y menos para alimentarnos bien. Si declaramos no tener tiempo para cuidar el cuerpo, menos aún reservaremos espacio a cosas como orar, interiorizar, autoevaluarnos con el fin de evolucionar y tener una mente en crecimiento. Es cierto que cada persona es un mundo diferente, porque la mente de cada quien varía de acuerdo a su crianza, historia, costumbres, experiencias de vida y propios pensamientos. Es a través de la mente que cada persona percibe su entorno, el mundo, la forma, el color, las personas y las circunstancias. Es importante limpiar, sanar y cambiar de manera positiva todas las percepciones erradas, con el fin de conservar una mente sana y en equilibrio. Aquí algunas recomendaciones para mantener en equilibrio tu mente.

Sé optimista

• Haz un “inventario” mental

Decide qué actitudes, creencias o comportamientos no te funcionan o no te dan los resultados deseados. De acuerdo con muchos psicólogos, el simple hecho de tomar verdadera conciencia de lo que no funciona en tu vida, puede llegar a tener un poderoso efecto en tu comportamiento. Y es que cuando ves con claridad qué no funciona, cada vez que caes en ese comportamiento equivocado se alza una “bandera roja” en tu mente. Con el tiempo dejarás de necesitar la bandera, pues poco a poco irás modificando tu actitud. Simplemente, toma nota de lo que haces y por qué.

• Nutre tu cerebro

El cerebro es capaz de procesar la información que recibe y sacar conclusiones. Lee biografías o libros que conllevan lecciones de vida. Resuelve crucigramas. Escribe tus pensamientos y no dejes de aprender. Mantén una actitud curiosa e inquisitiva.

• Busca ayuda si la necesitas

Depresión, ansiedad, estrés, conflictos internos o con otras personas. Todo esto tiene un efecto nocivo en la salud mental. Un psicólogo o terapeuta capacitado puede ayudarte a poner tu problema en perspectiva y orientarte para que encuentres la mejor solución para ti.

• Sé optimista

Está comprobado que las personas que esperan lo mejor son más felices y productivas, mientras que las que ven el vaso medio vacío sufren de más estrés y enfermedades. No veas fracasos, ve lecciones para hacerlo mejor la próxima vez.

Existen 7 hábitos que recomienda el atleta y entrenador Christopher Bergland:

1. Ejercicio físico diario

Que el deporte esté en primer lugar no es casualidad; para Bergland es el punto más importante que debemos cumplir. Se trata de al menos 20 minutos de ejercicio diario, aunque no exige la práctica de un deporte complicado, basta con un paseo rutinario.

2. Curiosidad intelectual

El coach considera que pasar parte de nuestro tiempo explorando nuevas ideas nos facilitará alcanzar una mente y cuerpo más sanos. Las personas que se muestran abiertas a nuevas experiencias y tienen una personalidad extrovertida “son más longevas y tienen un mejor funcionamiento del sistema inmunológico y cardiovascular.

3. Desarrollar la creatividad

Bergland explica que los neurocientíficos saben desde hace tiempo que los “rompecabezas” que obligan a una persona a resolver un enigma incrementan la plasticidad neuronal, es decir la capacidad de las neuronas de adaptarse ante nuevas experiencias o aprendizajes. “Tomar de forma consciente la decisión de pasar más tiempo explorando elementos nuevos y conectando ideas no relacionadas” es un ejemplo de cómo adoptar una nueva forma de ver la vida.

4. Crear vínculos humanos

Para tener una mente sana conviene crear una red social cercana y mantener el vínculo con el resto de personas. Es necesario incorporar la curiosidad y la creatividad en el sentido de la humanidad.

5. Tener un referente espiritual

El autor propone que nos identifiquemos “con cualquier sistema de creencias que nos conecte con alguna fuente de inspiración, que tenga un sentido y un significado para nosotros y nos proporcione optimismo y esperanza”. Está comprobado que los creyentes asumen mejor los momentos difíciles.

6. Lograr un balance energético

Esta recomendación junto con la de practicar deporte son las únicas realmente físicas que establece Bergland. El sedentarismo nos debería obligar a tomar el hábito de ingerir sólo aquello que desgastamos. Se trata de encontrar un equilibrio entre las calorías consumidas mediante nuestra actividad y las ingeridas, también desde el punto de vista ambiental.

7. Simplicidad

Bergland se opone a la cultura del consumo desmedido y propone una vida más sencilla y libre, en la que tengamos únicamente lo esencial sin crear necesidades superfluas.

Written by Revista Vive

Revista Vive Caribe. Queremos ser un espacio de encuentro de nuestra cultura e identidad. Estamos agradecidos y sorprendidos por la gran acogida de nuestra revista. Seguimos viviendo, creciendo, dándonos a conocer. Agradecemos a quienes nos han apoyado en este camino.

Leave a comment