Los pensamientos positivos también curan pensamientos positivos Full view

Los pensamientos positivos también curan

Por: Sara Corazón

Lipton es doctor en Biología Celular de la Universidad de Virginia y fue pionero en la investigación con células madre. Asegura que la medicina convencional va por muy mal camino, pues su manera de curar las enfermedades es casi siempre la prescripción de medicamentos y cada medicamento afecta no solo el lugar donde existe el problema, sino muchas otras cosas a la vez. Después de numerosos estudios con células vivas, el doctor Lipton y su equipo de investigación logró demostrar que cuando se colocan células sanas en un entorno nocivo, las células enferman y mueren; pero, al cambiarlas a un entorno saludable, las células pueden sanar. En el método convencional, un médico considerará necesario darle un medicamento para que esto ocurra y descartará la opción, más sencilla, menos costosa e incluso, más eficaz, de mejorar su entorno.

Somos una comunidad de 50 trillones de células, es decir, somos ese mismo número de seres vivos habitando nuestro cuerpo; somos uno y somos comunidad. En este sentido, así como sucede con las células, las personas también responden a las características de su entorno. Estudios como los realizados por el doctor Lipton demuestran que el estrés y los pensamientos negativos afectan directamente en la salud de una persona, generan desequilibrios químicos y afectaciones somáticas en diferentes niveles del organismo. Del mismo modo, los pensamientos y estímulos positivos fortalecen nuestra salud y pueden llegar a curar enfermedades. Esto explica fenómenos como el llamado “efecto placebo”, en el que personas sujetas a estudio presentan mejoría en sus afectaciones, al ser tratadas con píldoras de azúcar, carentes de cualquier compuesto activo. Es la sugestión positiva en los pensamientos de esas personas, lo que favorece su salud y facilita la curación.

La mente ejerce un gran control sobre nuestro cuerpo: si cierras los ojos y piensas en algo agradable, como si lo estuvieras viendo, te sentirás bien, feliz y cómodo. Si por el contrario piensas en algo aterrador y lo ves, lo percibes, empezarás a secretar hormonas de estrés y toda la energía de tu cuerpo se centrará en la manera de escapar. Este tipo de condiciones pueden alterar el crecimiento y la regeneración celular, además de debilitar el sistema inmunológico.

Si consideramos a la salud como un equilibrio del balance energético de nuestro cuerpo, lograremos entender de mejor manera la importancia del rol que desempeña la mente en nuestro bienestar. Todo es energía, la mente es energía y los pensamientos son proyecciones energéticas de la mente. Pero esos pensamientos no solo se originan en nuestro ser consciente. Gran parte de lo que la mente piensa y proyecta, proviene del inconsciente. De hecho, la mayor parte de los procesos neuronales que ocurren en el cerebro, son mediados por el inconsciente. Los comportamientos primitivos, las ansiedades, los miedos, la agresividad, entre otros, son expresiones del inconsciente.

Por eso no es fácil sanar a través de la mente y de la sugestión positiva del pensamiento; porque muchos de los pensamientos dañinos no son voluntarios ni perceptibles para quien los genera. Es necesario reprogramar el inconsciente cambiando los hábitos de pensamiento e interiorizar hábitos más positivos y estimulantes.

Written by ViveCaribe

Estamos agradecidos y sorprendidos por la gran acogida de nuestra revista. Seguimos viviendo, creciendo, dándonos a conocer. Agradecemos a quienes nos han apoyado en este camino.

Leave a comment