• Home  /
  • Cultura   /
  • Las danzas del Caribe colombiano
Las danzas del Caribe colombiano Danzas del Caribe colombiano Full view

Las danzas del Caribe colombiano

Por: Darío Ernesto

El Caribe colombiano es un lugar de danzas. Muchas de ellas representan al país ante los ojos del mundo. El Caribe es un espacio donde la música pareciera brotar de la tierra, como si el sol, la lluvia, el mar y el río alimentaran el espíritu de la gente para hacer música hasta convertirla en un espejo, en el que se refleja toda la mezcla de culturas, que poco se logra dimensionar cuando la llamamos mestizaje. En Vive Caribe queremos rendir homenaje a la música y las danzas del Caribe colombiano. A continuación estas breves reseñas de algunas de ellas

Bailadores de cumbia

La Cumbia

Es tal vez la danza más representativa de la región. Las mujeres bailan como ángeles, con sus polleras extendidas como alas multicolores y vuelan con ellas, con el movimiento suave de sus pies, que apenas tocan el suelo. Los hombres las acompañan, con el talón del pie derecho levantado y afirmando todo el izquierdo. Se acercan y se alejan sin tocarlas ni dejarlas de mirar, embelesados por la cadencia de sus cuerpos. Es un baile hermoso que se inspira en los cortejos e idilios de las mujeres y los hombres del Caribe colombiano.

Bullerengue

El bullerengue

Es como un ritual surgido de los vientres de las comunidades afrocolombianas. Los tambores evocan al pasado, a aquellos ancestros africanos, a mujeres cantadoras de piel de achiote. La palabra bullerengue significa pollerón, esa falda amplia que utilizaban las mujeres, por eso el baile que lleva su nombre representa y celebra la fertilidad femenina. Tiene un aire agitado, las mujeres llevan el compás con las palmas de las manos. Muchas veces se acompaña de cantos corales en coplas.

La puya

La puya

La puya es rápida, vivaz, alegre, una verdadera fiesta de movimientos ágiles de hombros, pies y caderas. Los toques de tambor marcan un ritmo agitado y las flautas de millo se hacen protagonistas como si ejercieran un poder sobrenatural sobre los que bailan. Las coreografías son cargadas de energía y se adornan de trajes vistosos.

Mapalé

El mapalé

“Upa, upa, upa, ¡Je!” Así dice una de las canciones del mapalé que casi ninguna persona nacida en el Caribe colombiano podría dejar de corear. El mapalé surgió a orillas del río Magdalena, entre los sonidos de tambores que los pescadores utilizaban para acompañar sus noches. Se carga de erotismo por los movimientos casi convulsos de hombres descamisados y mujeres de polleras cortas. Es muy enérgico y se baila entre saltos y movimientos repetitivos de caderas y brazos.

Garabato

El garabato

Es una batalla entre la vida y la muerte. Las parejas bailan con movimientos amplios. Es una danza heredada de la época medieval, que evoca los temores más profundos del ser humano y los exorciza, en burla, a través del baile. La danza del garabato vibra de manera particular en los desfiles de comparsas del Carnaval de Barranquilla. Las mujeres se adornan sus cabezas con flores, llevan faldas largas negras, bordeadas en surcos de colores. El garabato es un palo de madera que utilizan los hombres para vencer a la muerte, representada en un personaje disfrazado de esqueleto que carga una guadaña.

Fandango

El fandango

En general lo bailan en círculo, alrededor de una banda de músicos, lleva un compás muy marcado y hasta ceremonial, pero fiestero. Se baila como en un galanteo amoroso. Las mujeres a la defensiva, pero llamando siempre la atención de los hombres, que con insinuación y elegancia se mueven hacia ellas. El baile acompaña los espectáculos públicos, que también son llamados fandango, en festividades patronales y de corralejas sobre todo en la Sabana de Córdoba, Sucre y Bolívar.

Porro

El porro

Es alegre y fiestero, de aire monótono. Según la categoría (paletiao o tapao) las trompetas pueden ser predominantes. Se baila con los pies rozando la tierra. Las mujeres se visten de pollerones y llevan en su mano derecha un velón encendido, que utilizan para evadirse de su pareja y esquivarla. Al igual que el fandango es muy tradicional en las poblaciones de la Sabana y el alto Sinú.

Written by Revista Vive

Revista Vive Caribe. Queremos ser un espacio de encuentro de nuestra cultura e identidad. Estamos agradecidos y sorprendidos por la gran acogida de nuestra revista. Seguimos viviendo, creciendo, dándonos a conocer. Agradecemos a quienes nos han apoyado en este camino.

Leave a comment