• Home  /
  • Vive Tu Ser   /
  • ¡La lección del bambú! Para superar el estrés
¡La lección del bambú! Para superar el estrés Acupuntura Bogotá Full view

¡La lección del bambú! Para superar el estrés

¿En que se parece un madero de roble pesado, rígido y duro, o una vara de bambú resistente, ligera y flexible, con nuestra salud mental? Escuchamos mencionar a diario la palabra estrés, amigos o familiares nos cuentan que el medico les ha diagnosticado ese problema, y muchas veces nos preguntamos si lo que sufrimos es ¡estrés! ¿Realmente qué es? ¿Qué hacer frente a el estrés?

La verdad es que podemos definir un estrés bueno y un estrés malo, el estrés bueno o estrés es útil para la vida pues nos reta a evolucionar, realizar actividades importantes para nuestro día a día de manera eficiente y ser creativos en el cumplimiento de nuestras metas e ideales procurándonos la satisfacción de sentirnos activos, útiles y productivos sin perjudicarnos e incrementando nuestro propia estima. Por el contrario podemos decir que la cara oscura y dañina del estrés o distres se evidencia cuando experimentamos temores, miedo, ansiedad o distintos grados continuos

de enojo, sintiendo desde pérdida de apetito o sueño, como también sensación de presión en nuestro estómago, pecho, y acompañado de palpitaciones o sentir el corazón palpitar fuerte y rápido, tensión muscular por mencionar unos pocos. Podemos decir entonces que cuando usamos una parte de nuestro organismo y emociones con mayor esfuerzo de lo normal para hacer frente a una dificultad a costa de perjudicar otros recursos propios estamos frente a un estrés dañino máxime cuando se repite en forma continua.

Doctor para Acupuntura

Nuestro organismo evolucionó por miles de años hasta el hombre actual perfeccionando un sistema nervioso competente que nos permitió sobrevivir como especie: una parte controlado por nuestra voluntad (caminar, bailar, tomar objetos etc.) y otra parte automática no dependiente de nuestro control voluntario, este último a su vez dividido en un sistema nervioso "simpático" que dirige los recursos de nuestro organismo para ¡pelear! ¡Luchar! ¡Enfrentar! ¡Producir! ¡Huir! que desencadena toda su actividad gracias a la famosa adrenalina. Contraparte por decirlo así de nuestro sistema nervioso simpático, es el sistema nervioso parasimpático activado por la acetilcolina que encausa nuestros recursos para actividades mentales, mantenimiento, digestión, reparación y descanso.

Ok, todo esto es importante para comprender lo primordial de mantener un adecuado equilibrio entre estos dos sistemas en nuestras actividades diarias, trabajo exigente, negocios, sociales, familiares, de pareja, y cuando por las altas exigencias, crisis económicas, con nosotros mismos, temor a no cumplir, escaso descanso, y circunstancias de la vida moderna agresivas para nuestro sistema nervioso el estrés produce un exceso de actividad simpática y liberación de adrenalina que al ser constante o muy frecuente se pierde el equilibrio interior y disminuye nuestra capacidad de respuesta cayendo en fatiga extrema y crónica, agotamiento que intentamos suplir motivados por la publicidad con mayor consumo de café y de bebidas energizantes que lo solucionan temporalmente para caer luego en un estado aun peor. Entramos así en el círculo vicioso del estrés: Intranquilidad durante el día --> trastornos del sueño --> fatiga agotamiento --> nerviosismo --> intranquilidad diurna --> etc...

Es muy importante detectar, aprender a hacer conciencia que hemos caído en este círculo vicioso del estrés, muchas personas presentan un curioso fenómeno de sordera corporal, y no logran escuchar a su cuerpo que les grita avisando que están hundiéndose en el circulo vicioso del estrés y les pide un alto en el camino, es la típica no-reacción de las personas que se llevan al límite y de forma testaruda y rígida persisten exigiéndose como el "roble" a costa de sus salud física, emocional, mental e incluso espiritual sufriendo diferentes disfunciones, enfermedades, dolores (espalda, de cabeza, cuello tenso), fatiga, malestares, pérdida de memoria, insomnio, caída de la libido e impotencia, y deficiencia en la atención para actividades cotidianas y usuales que ahora nos pueden resultar menos placenteras.

Enfermedades agudas y crónicas, accidentes, la pérdida de un ser querido, perder el empleo o una crisis económica, el periodo de jubilación, un examen, etc., son situaciones generadoras igualmente de estrés.

Aprendemos del bambú la capacidad de fluir con las situaciones haciéndolas a nuestro favor y no una carga en contra, sin perder nuestra resistencia poder reconocer las señales de estrés y no persistir en una terca rigidez que lesiona nuestra sistema nervioso siendo flexibles y adaptándonos adecuadamente a las diversas y cambiantes situaciones de nuestro entorno siendo más tolerantes y alegres, adoptando pautas y cambios en nuestro estilo de vida ayudándonos a prevenir y reducir la sobrecarga del estrés.

Doctor para Acupuntura en Bogotá

Hacer ejercicio, en especial las que desarrollan la flexibilidad del bambú con las situaciones, consigo mismo y con los demás, realizar actividades diarias relajantes, interactuar con otras personas dialogando y compartiendo en confianza de manera que podamos trasmitir preocupaciones y problemas, disminuir sustancias excitantes como bebidas energizantes, cafeína, tabaco y exceso de alcohol, comer de manera tranquila y equilibrada viviendo en un aquí y ahora cada momento, un paso a la vez, planeando con tiempo y ejecutando lo planeado en su momento, sin miedo del pasado ni ansiedad al futuro: Carpe diem, un horario regular de sueño, y cumplir en lo posible con la regla de la medicina tradicional china de los tres ochos: ocho horas de trabajo, ocho horas de sueño, y ocho horas de diversión, dar amor a los demás y permitirse recibir amor.

Diferentes técnicas y terapias alternativas son por supuesto muy útiles para restablecer el equilibrio simpático-parasimpático perdido y no se debe dudar en utilizarlos para aliviar síntomas mencionados ya de insomnio, tensión muscular, ansiedad, miedo, fatiga, etc. siendo especialmente recomendadas la acupuntura, el masaje, terapéutica floral, ortomoleculares y de homeosiniatria, al igual que de regulación biológica y funcional por citar algunas con la ayuda de un profesional de la medicina formado, entrenado y competente en este tipo de recursos que aporte herramientas al paciente en su proceso de curación y vida sin estrés.

Jorge E. Abril B
Medico y Cirujano Universidad del Rosario
Medicina Funcional e Integrativa, Terapias alternativas y complementarias.
Movil: (57) 300 2659836
doctorabril-revistavive@yahoo.com

Written by ViveCaribe

Estamos agradecidos y sorprendidos por la gran acogida de nuestra revista. Seguimos viviendo, creciendo, dándonos a conocer. Agradecemos a quienes nos han apoyado en este camino.

Leave a comment