• Home  /
  • Cultura   /
  • Historia de la Estatua del Fundador Rodrigo de Bastidas
Historia de la Estatua del Fundador Rodrigo de Bastidas Santa Marta Rodrigo de Bastidas Full view

Historia de la Estatua del Fundador Rodrigo de Bastidas

Por: Doctor Arturo Bermúdez Bermúdez

En 1922 existía en la ciudad la inquietud porque no había un busto o un grabado del adelantado Rodrigo de Bastidas que recordara su llegada.

Eduardo P. Bermúdez se escribía con el insigne historiador Ernesto Restrepo Tirado, cónsul de Colombia en Sevilla, y había logrado interesar al historiador para que buscara en el archivo de indias la figura y todo lo relacionado con Bastidas. Efectivamente Restrepo Tirado encontró un grabado antiguo de la familia de Bastidas, con la efigie del adelantado.

Luego en un documento halló su firma y más tarde hasta la casa de los Bastidas en el Barrio de Triana en Sevilla. Al mismo tiempo, en Santa Marta se creo la junta del IV centenario de la fundación, a la cual fue integrado Eduardo P. Bermúdez con la misión de que se encargara totalmente de gestionar en España la elaboración de una estatua del fundador.

Rodrigo de Bastidas

Restrepo Tirado puso todo su empeño en atender las recomendaciones de su amigo y encontró en Sevilla dos extraordinarios artistas los hermanos Juan y José Lafita Díaz, pintor y escultor respectivamente, que se dedicaron con esmero a su labor. El óleo de Bastidas, con un bello marco dorado, fue pintado por Juan Lafita en 1924, por un valor de 200 pesetas, y hoy se encuentra en el despacho del alcalde de la ciudad.

En cuanto a la estatua, el 18 de marzo de 1925 firmó un contrato con José Lafita, para la elaboración de la estatua y su pedestal, la primera vaciada en bronce con un costo de 18.500 pesetas y el pedestal en mármol y piedra de Novelda por valor de 37.000 pesetas. Unas veces por las demoras en el envío de los dineros al escultor, y otras por culpa de éste, la estatua no pudo ser terminada a tiempo para los festejos del cuarto centenario de la fundación, en 1525.

En noviembre de 1926 llegaron 42 guacales con el pedestal desarmado, y en octubre 10 de 1928 el barco Buenos Aires transportó la estatua y ornamentos desde Cádiz hasta Barranquilla y de allí los trajo gratis el barco Carrillo de la United Fruit Company como una contribución especial de esta.

Esta estatua fue colocada en el sitio especialmente escogido por el escultor Lafita, ya aprovechando las ruinas del Fuerte de San Vicente para que estuviera directamente frente al mar. En años recientes fue trasladada a dos sitios más, cuando hicieron los tajamares que terminaron de demoler hasta los cimientos el antiguo fuerte y hoy la tenemos frente al parque Bolívar donde fue colocada inicialmente.

Tomado de:
Materiales para la Historia de Santa Marta (Recopilación Histórica)
Autor: Doctor Arturo Bermúdez Bermúdez

Written by ViveCaribe

Estamos agradecidos y sorprendidos por la gran acogida de nuestra revista. Seguimos viviendo, creciendo, dándonos a conocer. Agradecemos a quienes nos han apoyado en este camino.

Leave a comment