Equilibrio en las Relaciones de Pareja Equilibro en la Relacion de Pareja Full view

Equilibrio en las Relaciones de Pareja

Por: Sara Corazón

Una de las cosas más fundamentales de nuestra existencia, como seres humanos, es el vínculo que creamos con otra persona para formar una pareja y vivir una relación, donde haya respeto, amistad, pasión, comprensión, lealtad y libertad. Este es un objetivo difícil de conseguir, ¿pero, cómo se logra?

En las relaciones de pareja debe existir un equilibrio entre dar y recibir, se necesitan dos personas para conformar una relación, son dos los que quieren, son dos los que están al mismo nivel, ambos se deben encontrar en condiciones de igualdad para lograr mantener el equilibrio.

Las relaciones que perduran en el tiempo son aquellas donde existe un equilibrio más o menos permanente. Esto no significa que hay que dar de más en una relación, se trata de dar en la justa medida. Dar significa acercarse, ofrecer al otro y compartir desde el corazón. Recibir implica confiar, mostrarnos con nuestra vulnerabilidad y dejarnos cuidar, dejar que el otro se acerque y entre en nuestro ser. Sin embargo, pueden llegar a surgir desequilibrios en nuestras relaciones, ya sea porque asumimos posiciones de abnegación y sacrificio, o bien porque exigimos amor y demandamos atención. Ambos casos son dañinos y generan sensaciones de insatisfacción y desánimo; todo porque la energía circula en una misma dirección.

El modo de protegernos, en nuestras relaciones, no implica necesariamente dar de más o negarse a recibir, porque el aceptar dar o recibir es crear un vínculo con el otro y de ese vínculo surge un lazo lleno de aprendizajes y crecimiento para ambas partes.

Abrir nuestros brazos a la vida es simplemente estar dispuestos a mostrarnos como somos, a dar realmente porque nos apetece y no porque nos toca, hay que dar sin esperar y recibir sin exigir. No podemos relacionarnos con los demás desde el control, desde la alerta, midiendo si nuestras energías y esfuerzos están siendo recompensados y valorados o no, o si estamos en la obligación de dar un poco más. Eso no es vivir, es controlar, y controlar no nos permite dejarnos llevar, arriesgarnos y gozar a plenitud; no nos lleva a crecer, a conocernos y reconocer nuestros deseos y aprender de nuestros fracasos.

Muchas veces las relaciones no llegan a tener el tan anhelado equilibrio, pero esto no quiere decir que no fueron positivas y edificantes. Las relaciones son un eterno entrelazarnos para dar y recibir. Tú me das de aquello que carezco, yo te doy de lo que te hace falta. Tú me enseñas lo que no quiero o no puedo ver, yo te muestro lo que para ti no es visible. En éste continuo dar y recibir siempre ganamos, porque de cada circunstancia podemos obtener un aprendizaje. Cada persona trae a nuestra vida un mundo nuevo, con experiencias y tesoros para descubrir, aprender y crecer.

Conflictos de Pareja

Written by ViveCaribe

Estamos agradecidos y sorprendidos por la gran acogida de nuestra revista. Seguimos viviendo, creciendo, dándonos a conocer. Agradecemos a quienes nos han apoyado en este camino.

Leave a comment