Besos que engordan Besos que engordan Full view

Besos que engordan

Por Jorge E. Abril B

Tu pareja, con quien compartes besos, puede sin saberlo influir en el mantenimiento de tu obesidad, diabetes, dislipidemias, inflamación crónica, estado de ánimo, y varias enfermedades cardiovasculares.

Es un hecho que no estamos solos, ¡no me refiero a solos en el universo!, sino a que cada persona alberga en si un gran “ecosistema” o microbioma característico de cada persona como una “huella digital” de más de 100 trillones tanto de microbios “amigables” (que promueven la salud) y “no amigables” (desarrollan enfermedades) a tal punto que superan 10 veces el número de células propias de nuestro organismo, y en más de 150 veces el material genético humano “ADN”. Para ellos somos como su planeta, representan nada menos que: ¡entre 800 gramos a 2 kilos de nuestro peso total! Comunidades ubicadas en nuestra piel, dientes, saliva y secreciones, mucosas como la del colon, etc. variando en cada zona. Por la grande influencia que generan en nuestra fisiología, metabolismo y defensas, indudablemente son clave en mantenimiento de la salud y velocidad de envejecimiento, en una medicina holística y personalizada.

La comunidades “amigables” (prebióticos) del microbioma apoyan la inmunidad (defensas), bajan la inflamación crónica, proveen vitaminas que no fabricamos, eliminan toxinas, y ayudan a asimilar minerales, favorecen disminución de peso, optimizan su función cerebral y estado mental (depresión y ansiedad), controlan alergias, asma y expresión de genes, e impiden el sobre-crecimiento de bacterias, virus, hongos, levaduras, parásitos, y otros bichos “no amigables” que al contrario son causantes de obesidad, disfunciones varias y detonantes de enfermedades.

Estudios demuestran que personas obesas tienen mas bacterias del tipo firmicutes que transforman azúcares en grasas, en comparación con los delgados donde prima más las de tipo bacteroidetes y Lactobacillus Rhamnosus, este último disminuye el apetito. Allí la importancia del equilibrio a favor de nuestros huéspedes “amigables, y es la alimentación quien favorece principalmente que primen unos u otros en cada persona: Alimentos procesados “chatarra”, altos en azúcares refinados, agricultura y ganadería industrial que usa antibióticos y alimentos transgénicos, agua con cloro o flúor, pesticidas, fungicidas, entre muchos favorecen a los perjudiciales. Al contrario una dieta antiinflamatoria, orgánica, alta en fibra, prebióticos naturales y no pasteurizados, fermentados preparados naturalmente de forma tradicional en casa y el ejercicio promueven un microbioma benéfico. A estas alturas podemos entender por qué una persona con obesidad o sobrepeso, con predominancia de microbios perjudiciales, que los comparte y transmite durante el intercambio de saliva al besar a su pareja sana (con peso normal), quien además prepara los alimentos e impone su tipo de dieta dañina, se perjudique no solo a sí misma sino a aquellos con quienes comparte en especial los besos. ¡Tu pareja te puede engordar! ¡La enfermedad cardiovascular es una endotoxemia infecciosa y posprandial! ¡Tu decides a quien besas! ¡Consulta un médico integrativo y funcional experto para corregir tu disfunción y obtener salud y longevidad!

Jorge E. Abril B

Medico y Cirujano Universidad del Rosario

Medicina Integrativa y Funcional

Terapias alternativas y complementarias

Móvil: 57 300 2659836

doctorabril-revistavive@yahoo.com

Written by Revista Vive

Revista Vive Caribe. Queremos ser un espacio de encuentro de nuestra cultura e identidad. Estamos agradecidos y sorprendidos por la gran acogida de nuestra revista. Seguimos viviendo, creciendo, dándonos a conocer. Agradecemos a quienes nos han apoyado en este camino.

Leave a comment