Amor recíproco Amor recíproco 2 Full view

Amor recíproco

Por: Sara Corazón

En los temas del corazón hay que ser honestos con nosotros mismos y reconocer la realidad de las cosas. Decir que en el amor de pareja no se espera nada a cambio es mentirnos a nosotros mismos. Si uno da quiere recibir, es lo normal, así debe ser. Si uno es fiel, espera fidelidad. Si damos sexo, queremos recibir sexo. Si das ternura, no esperas un golpe. El tema del amor sin límites ha hecho que infinidad de personas establezcan y mantengan relaciones sumisas, dañinas e irracionales.

Amar es vivir bien, vivir mejor. En el amor sano no cabe la resignación ni el martirio y si tienes que anularte para que tu pareja sea feliz estás con la persona equivocada.

Pero ¿por qué muchas veces seguimos en una relación que no es sana? Desde pequeños nos han enseñado que nunca hay que darse por vencido y luchar por lo que consideramos que es valioso. Pero en las relaciones uno no puede vencer el desamor de la pareja e intentar salvar la relación. Se necesitan dos personas, dos ganas, dos que quieran querer.

La mayoría de las personas en algún momento de su vida han quedado atrapadas en relaciones a la espera de que su suerte cambie, sin saber que son ellas mismas las que deben hacer el cambio. Cada quien tiene el amor que quiere tener, piensa en el que quiere pensar, está con la persona que desea estar, de acuerdo a sus gustos, necesidades y creencias. Cada quien lo construye o destruye, lo disfruta o padece, es una decisión propia establecer las reglas y negarse a sufrir inútilmente.

Cuando uno en su interior es consciente de que la relación que tiene no funciona, o cuando se sabe que ya no lo quieren, hay que ser valientes y no dar una batalla inútil. Luchar por un amor imposible hace mucho daño, lo mejor es sufrir la pérdida de una vez y no someterse a una incertidumbre sostenida y cruel. Mejor una realidad desconsoladora a estar pasando de la ilusión a la desilusión en un instante. Es mejor ver las cosas como son ciertamente, que seguir engañándose y manteniendo algo que no tiene sentido. Existen dudas dolorosas que la certeza calma.

Amar es vivir bien, vivir mejor. En el amor sano no cabe la resignación ni el martirio y si tienes que anularte para que tu pareja sea feliz estás con la persona equivocada.

Debes aprender a perder, discernir qué depende de uno y qué no, cuándo insistir y cuándo dejarse llevar por los hechos reales, cerrar ciclos, soltar, desapegarse, dejar ir, y abrirse a nuevas posibilidades para que llegue la persona que se sienta feliz de amarte y ser parte de tu vida.

No hay crecimiento sin dolor, sin molestias y sin alguna incomodidad. Crecer es desajustar lo que existe actualmente y reorganizar una estructura. No es fácil el cambio, muchas veces nos rehusamos a él. Nos da miedo ser libres, ser responsables de nosotros mismos, ser el único y último juez de tu propia conducta. El verdadero control es interior para ejercer el derecho a la libertad. Hay que ser valientes y atrevidos, hay que soltarse, decidir por uno mismo, y para esto debemos tener una mente y un corazón que no esté atado a ningún lastre psicológico y emocional.

Written by Revista Vive

Revista Vive Caribe. Queremos ser un espacio de encuentro de nuestra cultura e identidad. Estamos agradecidos y sorprendidos por la gran acogida de nuestra revista. Seguimos viviendo, creciendo, dándonos a conocer. Agradecemos a quienes nos han apoyado en este camino.

Leave a comment