Amar con el amor de Dios Amar a Dios con ViveCaribe Full view

Amar con el amor de Dios

Por: Noemí Polo

Hoy quiero hablarte del AMOR. De ese amor que se está perdiendo en las familias, en las personas, en la sociedad, en el prójimo, en nosotros y que da paso principalmente a la intolerancia, a la iniquidad y esto conlleva a la desgracia, la destrucción y a la muerte.

Todo esto se puede evitar si nos amamos, y eso lo podemos experimentar si conocemos a DIOS a través de su creación y del evangelio.

Es evidente que debemos apoyar nuestra fe y el conocimiento de Dios en aprender el evangelio, para formar nuestras conciencias; pensar y actuar haciendo la voluntad de Dios y cumpliendo sus mandamientos. El evangelio forma personas libres. Dice la palabra de Dios:

Si uno dice "Yo amo a Dios", y odia a su hermano, es un mentiroso. Si no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve. 1-Juan 4, 20.

Conocer a Dios significa depositar toda nuestra confianza en él, sumergiéndonos en el mar de su misericordia, sabiendo con toda certeza que no seremos defraudados. DIOS no le niega a nadie su misericordia. La palabra de Dios nos dice: El que no ama no ha nacido de Dios, pues Dios es amor. 1-Juan 4, 8.

La razón de todo esto es el amor divino, un amor que es gracia, generosidad, y que no duda en darse y sacrificarse por las criaturas a las que ama. Tanto amo Dios al mundo que entregó a su único hijo a muerte de cruz, siendo inocente. El amor que Dios nos tiene es puro y nos ama, no por nuestros méritos, sino porque es nuestro padre. Dios es el único que verdaderamente salva y libera.

La caridad, el amor, es compartir en todo la suerte del ser amado. El amor, nos hace semejantes, crea igualdad, derriba los muros y las distancias.

Cuando el poder, el lujo y el dinero se convierten en nuestros dioses o ídolos y consideramos que no necesitamos a Dios, porque pensamos que nos bastamos a nosotros mismos, nos dirigimos por un camino de fracaso. Por tanto, es necesario que las conciencias se conviertan a la justicia, a la igualdad, a la sobriedad y al compartir.

La práctica del amor nos introduce en el mundo de Dios. Guardar los mandamientos del amor es el distintivo de los hijos de Dios.

Cuanto más grande es el sufrimiento tanto más puro se hace el amor.

Written by ViveCaribe

Estamos agradecidos y sorprendidos por la gran acogida de nuestra revista. Seguimos viviendo, creciendo, dándonos a conocer. Agradecemos a quienes nos han apoyado en este camino.

Leave a comment